NUESTRA BIENVENIDA

En el Año de la Integración Nacional y el Reconocimiento de Nuestra Diversidad, tu amigo Bruno Medina Enríquez, Director de la Revista ASWAN QHARI, te da la bienvenida para que juntos construyamos los enlaces que nos ayudan a revalorar nuestra cultura y auspiciar un futuro promisorio en la búsqueda de alcanzar el Sumac Causay, que nos hará libres en una nueva sociedad!!!



viernes, 24 de junio de 2011

24 DE JUNIO DIA DEL CAMPESINO


24 DE JUNIO en Aswan Qhari y en la Voz de Puno
 • Día de la Fiesta del Sol o Inti Raymi
• Día del Campesino.
• Día de San Juan. FIESTA PATRONAL en Pusi, Arapa, San Juan de Salinas.

En 1969 El Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas promulga la Ley de Reforma Agraria en el Perú. Año en que también se dispone la gratuita la enseñanza primaria, secundaria y magisterial en el Perú.
Con la Reforma Agraria, se eliminó inversión de empresas con fines de lucro en el agro, y se promovió la creación de empresas asociativas, bajo la propiedad colectiva, fue una ocasión que cambió radicalmente la propiedad de la tierra, los medios de producción, así como las relaciones de producción en el campo, una de las más trascendentales reformas estructurales acontecidas en el Perú, comparada de algun modo con la “libertad” del campesino. Aunque en el tiempo, en algunos casos no haya beneficiado a nadie, o solo a “algunos” oportunistas, ocasionado por el insano individualismo (carcoma occidentalista) de los nuevos propietarios de la tierra que hasta hoy continúan promoviendo la parcelación a fin de tener “su propiedad personal”.

La Reforma Agraria como la gratuidad de la enseñanza, nos ha permitido hoy, contar con una gran cantidad de técnicos y profesionales que han surgido del campo, y que están asumiendo roles de conducción de nuestra región puñena,

El 24 de junio es el día de reconocimiento al campesino por ser el propulsor y el generador de la riqueza agrícola en el país y un reconocimiento.

El 24 de junio en la época de los incas se consagró como un día especial para rendir homenaje y agradecer a la madre tierra por sus frutos que nos ofrecía, en la fiesta del Inti Raymi o fiesta del sol se brindaba por la PACHAMAMA con un vaso de chicha, y se ofrecían los rituales sagrados del Tinku, que hasta hoy se conservan. Garcilaso de la Vega, en sus comentarios Reales, al respecto nos dice: "Nueve días duraba el celebrar la fiesta del Inti Raymi, con la abundancia del comer y beber que se ha dicho y con la fiesta y con la fiesta y regocijo que cada uno podía mostrar; pero los sacrificios para tomar los agüeros no los hacían más del primer día, pasados los nueve, se volvían los curacas a sus tierras con licencia de su Rey, muy alegres y contentos de haber celebrado la fiesta principal de su dios el Sol".

Todo lo que se había hecho durante la época de los incas por la agricultura, se perdió durante la colonia ya que los españoles priorizaron la minería. Los campesinos fueron llevados a las minas como bestias de carga, dejaron sus ayllus y su técnica adelantada como muestran los andenes y la clasificación de sus tierras en topos para convertirse en esclavos. Por la ambición del oro y la plata de los españoles, el campesino perdió su valor productivo y decayó la agricultura.
La Ley Nº 17716 o Ley de Reforma Agraria, promulgada en el gobierno del general Juan Velasco Alvarado dio al agro la importancia que se merecía. El “Día del Indio” que se consideraba como algo peyorativo fue cambiado por el 24 de junio como el "Día del Campesino". Nuestra Constitución en su artículo 89 dice:"Las comunidades campesinas y las nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas. Son autónomas en su organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como el lo económico. La propiedad de sus tierras es imprescriptible. El Estado respeta la identidad cultural de las comunidades Campesinas y Nativas". En este sentido, en el Perú, que es un país por esencia agrícola, rendimos el 24 de junio de cada año un merecido homenaje a la mayor parte de su población, a la que siembra la semilla, abona la tierra, la ara y cosecha sus frutos.
Durante el gobierno del General Velasco Alvarado por DL 21156 del 27/05/1975 el quechua fue reconocido como idioma oficial además del castellano.

“¡Campesino, el patrón no comerá más de tu pobreza!”Fue una antigua consigna de la Revolución Argraria Mejicana de 1910, que fue nuevamente reinvindicada con el Gobierno de Velazco.
Palabras de Juan Velazco el día de la promulgación de la Ley de Reforma Agraria:
“Compatriotas:
Este es, repito, un día histórico, cuya trascendencia se acrecentará con el paso de los años. Hoy el Gobierno Revolucionario siente la emoción profunda de una misión y de un deber cumplidos. Hoy en el Día del Campesino, miramos a la ciudadanía con fe, orgullo y esperanza (…) Al hombre de la tierra ahora le podemos decir en la voz inmortal y libertaria de Tupac Amaru: ¡Campesino, el patrón ya no comerá más de tu pobreza!”


EL PERU DE LOS PERUANOS PARA LOS PERUANOS Y POR PERUANOS
La nacionalización de los yacimientos de Talara pertenecientes a la Internacional Petroleum Company IPC subsidiaria de la Standard Oil y la de todos los yacimientos mineros importantes en manos extranjeras como la Cerro de Pasco, Marcona, etc. marcaron el carácter del proceso y la recuperación de la dignidad nacional. Sin embargo, aquello no fue todo. Lo fundamental del nacionalismo castrense fueron las reformas estructurales hacia una sociedad distinta enumerada como Democracia Social de Participación Plena. El proyecto denominado plan Inca inició un camino sindicado como irreversible con la reforma agraria, la reforma de la empresa, la reforma educativa, la reforma judicial, la comunidad industrial (participación de los trabajadores en la gestión y la propiedad de las empresas), la movilización social y el sistema prioritario de propiedad social como base del futuro autogestionario de la sociedad peruana.

La reforma agraria bajo el lema "campesino: el patrón no comerá más de tu pobreza" confiscó de manera radical los latifundios azucareros, algodoneros y todas las propiedades consideradas como una representación antisocial de la tenencia de la tierra.

Esta confiscación tuvo dos ejes principales: el de la justicia social, sin llegar a destruir el complejo industrial en torno a la propiedad de la tierra; y el de promoción, a través de la incorporación de nuevas tierras de cultivo, la eliminación del minifundio y la propuesta pro-industrialista de usar los bonos del tesoro público producto del pago a justiprecio de las tierras expropiadas en la creación de empresas productivas de los diversos sectores.

El establecimiento de las cooperativas agrarias de producción para operar los latifundios y la creación de distintas empresas asociativas de base campesina con la finalidad de dar cabida al esfuerzo de los agricultores fue otro de los aspectos fundamentales de la ley. Así surgieron las sociedades agrícolas de interés social SAIS, las asociaciones agrarias y las ligas agrarias de campesinos.


TRAICION Y CAIDA DE VELASCO
Como el gobierno de Velasco nacionalizó los recursos, reformó el agro, la educación, expropió las empresas, los bancos y los medios de comunicación. Los extranjeros y los ricos afectados en sus intereses boicotearon y derribaron al gobierno.

Un texto del ex secretario general de la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP) y también ex senador, Valentín Pacho, mi tocayo, ofrece esta perspectiva: "Pero los partidos políticos de derecha y grupos ultraizquierdistas desarrollaron una oposición frontal. Desde 1972, el gobierno de Velasco Alvarado hizo frente a una oleada de huelgas y movimientos estudiantiles propiciados tanto por la derecha como por la izquierda.

La Central de Inteligencia Americana (CIA) tuvo un papel preponderante para organizar la oposición hasta que, en agosto de 1975, el general Velasco Alvarado fue derribado del poder mediante el golpe militar encabezado por su primer ministro, el felón general Francisco Morales Bermúdez, ahí terminó el proceso revolucionario y comenzó el retroceso, hasta nuestros días".

Esa es la proeza de este insigne militar de origen tallan-chimu el General Velasco Alvarado. Que luchó por la dignidad del peruano.

24 junio 2011