NUESTRA BIENVENIDA

Tu amigo Bruno Medina Enríquez, Director de la Revista ASWAN QHARI, te da la bienvenida para que juntos construyamos los enlaces que nos ayudan a revalorar nuestra cultura y auspiciar un futuro promisorio, en la búsqueda de alcanzar el Sumac Causay, que nos hará libres en una nueva sociedad!!!



lunes, 24 de febrero de 2014

ETNA VELARDE PERALES, EN TU MEMORIA

Autobiografía de Etna Velarde
Falleció el 21 de Febrero del 2014.

¿Desde cuando pinto?...Al tener uso de razón me encuentro pintando.
Crecimos en un ambiente de escuadras, pinceles y claro oscuros; viajando entre punas y pueblos, con música de zampoñas, el viento helado y los icchus. Alternando con gente saturada de un paisaje legendario que aún conserva la fantasía de un mundo mitológico, en cada piedra, en cada río, en las montañas mas cercanas, bajo la mirada de los Apus. Mi padre, el cincel y el martillo, tallando el cóndor y cada uno de los cuatro pumas que ornarían el obelisco, tan admirado por el escritor Lizandro Luna. Dominando no sólo el granito, sino muchas veces las voluntades empeñadas en detener la vida.
Borroneo el carboncillo, lo vuelvo hacer, árboles, claro sobre oscuro y oscuro sobre claro, distribución y dosificación de color; la diagonal….La solución es resolver la forma, sea paisaje o retrato, escena familiar o épica, bodegón de dulces manzanas y limón.
Es necesario comprender que el arte no solo es el resultado de la pura y simple inspiración, sino que el deseo de expresar lo que se siente , conlleva la búsqueda del conocimiento de los recursos técnicos necesarios para su mejor expresión. lo cual no es posible sin una disciplina de profundo estudio, y una adecuada documentación y orientación
En mi caballete toman forma los ojos, la nariz, la boca, el rostro, sobre fondo de la historia de hombres y mujeres que tuvieron papel decisivo en el logro de nuestra identidad nacional y muchos de ellos dieron la vida en defensa. Y así encuentro a Tupac Amaru, Miguel Grau, Francisco Bolognesi, Ramón Castilla, José Quiñones, mujeres precursoras como Micaela Bastidas, María Parado de Bellido, las hermanas Toledo, Alfonsina Barrionuevo, periodista identificada con nuestra historia e identidad nacional, me denomina la “NIÑA DE LOS HÉROES”.
.
En estos primeros momentos de mi trabajo, empiezo a vislumbrar ciertas dificultades que en nada tienen que ver con el propio desarrollo de actividad profesional, ¿Por ser joven?... Casi no lo entiendo. ¿Qué pasa?.. Noto incredulidad en la mayoría de las miradas. ¿O es el ser mujer?...Es imposible resignarse, habrá que hacerse reconocer con el trabajo. Es urgente, muchas veces el cheque no se firmará con la misma urgencia que exigen las necesidades de la casa. Hay que seguir pintando, laborando con ahínco, mientras es verde el mar Angamos, según el parte de guerra deber ser cuatro los estallidos y seis las naves que rodean al Huascar heroico. Siguen Tarapacá, Iquique, San Juan de Miraflores, Huamachuco; y Pons Musso, el historiador, va y viene al taller para la documentación histórica.
Bolivar y San Martín no llegaron solos, aquí los peruanos en diversas jornadas prepararon la gesta y lucharon por su propia emancipación. Están representados en el saludo del pescador en el cuadro de la llegada de San Martín a Paracas, cuadro de grandes dimensiones que está colocado en el frontis del salón de actuaciones del Instituto San Martiniano.
Gracias al entusiasmo de Guillermo Ugarte Chamorro creador de la Galería de Figuras Ilustres del Teatro Peruano, conozco a través de sus rostros a Salazar Bondi, Solari Swayne, Elvira Travesí, Lucia Iruritia, etc., etc.
Estudio en San Marcos y la Escuela Superior de Bellas Artes, el doctor Puccinelli, decano de la Facultad de Letras, me encarga el retrato de Raúl Porras Barrenechea y muchos al verlo comentan que su mirada los persigue por donde lo coloquen.
Pasan los años…10,20,30,40 años entre museos e instituciones como la Sociedad Geográfica, la Sociedad de Fundadores de la Independencia, El Museo del Real Felipe, etc. conociendo y tratando de comprender al Perú para poderlo expresar con mayor riqueza de vivencias y tratando de profundizar en la intimidad vital de nuestro pueblo, tradiciones e historia. Recorro las calles pueblerinas buscando esa luz del sol que ilumina las viejas paredes de adobe y reverbera en las paredes pintadas de blanco recordando las sombras frías para apreciar con mayor lucidez el cálido de la luz.
Me gusta la luz reflejada en el Lago Titicaca, San Blas del Cusco, Yanahuara y Cayma en Arequipa, Me gustan los ojos dulces de las llamas, vicuñas y alpacas y las flores rojas de los cactos de las alturas de los Andes.
Pinto las manos en el “Sueño de la campesina” quiero expresar en ellas todo lo vivido por esa mujer que encontré a la salida de un pueblo de Huancayo. Esta durmiendo y sus manos tan antiguas como troncos nudosos y retorcidos de queñuales representan la fuerza de la raza que plantan con el bastón la fuerza de la vida y represento en el mandil, para los que lo descubren, el rostro de ella oculto bajo el blanco sombrero.
Las diversas escenas de temas peruanos fueron plasmados en óleo, acuarela, pastel y acrílico para ser llevadas a diferentes galerías europeas, recuerdo entre ellas la de Waidendamm de Berlín y la galería de Nueva York, y que fueron acogidas con cariño por representar al Perú auténtico, mereciendo elogios de la prensa y la TV con la respectiva reproducción de cuadros, aparte de la concurrencia del público que me acosaba con preguntas sobre el Perú al que solo conocían por Machupicchu e Imac Sumac, y entre las opiniones les extraña la diferencia de vestimenta en actitudes cotidianas y las festivas así como el cambio de color del cielo y del paisaje. También comentaban que mis cuadros eran pequeños en tamaño pero que los lineamientos de la composición eran de mural.
De regreso al Perú con sorpresa encuentro una total ausencia de información lo cual me causó gran desilusión y tristeza, acordándome del viejo refrán que dice “nadie es profeta en su propia tierra”.
No puedo dejar de lado el orgullo que me invade al haber inaugurado con mi trabajo la sala de la Mujer Peruana en el Museo Real Felipe, donde hasta ese momento estaba vacío el lugar donde debía permanecer para la memoria de los pueblos el papel de la Mujer en la gesta Libertaria. Micaela Bastidas, Tomasa Tito Condemayta, M. Parado de Bellido, las Hermanas Toledo, ellas ingresan por primera vez a las galerías oficiales de Héroes de la Peruanidad.
Debo recordar también que en l980,bajo los auspicios del Consejo Nacional de Mujeres y el Museo de la Nación, inauguré una exposición de una selección de mis cuadros pertenecientes a diversos Museos históricos.
En el 2005 viajé a Ginebra para pintar un cuadro, cuyo boceto fue aprobado por el Museo Etnográfico, llamado el Tiempo de la Historia, cuyo tema es la resistencia del pueblo peruano ante los invasores españoles.
Quiero señalar que a la vez que desarrollaba los temas históricos crecía en mí el deseo de pintar el paisaje y su profundidad vital, es decir a hombres, mujeres y niños que viven y sufren en él. Alternaba con los cuadros históricos, los cuadros al óleo y acuarelas de temas costumbristas, y no puedo dejar de lado los telones murales para las actuaciones, mítines y aniversarios, como ejemplo el Mov. de la Paz, la Unión Popular de Mujeres, o el retrato gigante de Barrantes.
El Arte ha cumplido siempre una función útil y necesaria no solo para educar la sensibilidad sino para ayudar a dominar los obstáculos que se oponen a la libre expresión como ser humano con todas sus libertades y derechos, los cuales han sido concedidos al haber nacido en esta bellísimo planeta llamado Tierra. Arduo es el trabajo que espera a los artistas peruanos tenemos que descubrir nuestra tierra, exaltar los valores de su tradición, integrar al campesino en su jerarquía moral, dignificar al obrero, crear y reforzar la conciencia nacional, y sobre todo en este momento luchar para no convertir nuestro mundo en una estrella muerta.
Antes de terminar quiero remarcar una vez mas, un a obra no resulta del primer improntus, ni la pura inspiración, ni las manos divinas, ni tampoco del solo trabajo intelectual, frió y sin sentimiento, el problema es descubrir el medio mas adecuado para expresar el sentimiento y razonarlo, ya sea a través de la poesía, música, pintura, etc. buscando con pasión y estricta disciplina, la expresión autentica de su esencia. Esa búsqueda nunca termina y cada vez hay menos tiempo, los horizontes se amplían y la Belleza es tan grande como el Universo.
Terminaré esta conversación con una de las facetas que intercalé en las actividades de mi vida, es decir la poesía, y tengo que referir que intervine en muchos recitales, como miembro de la Comisión de Cultura del Consejo Nacional de Mujeres, y actualmente preparo mi libro “Etna, el otro Volcán”.
Autobiografía de Etna Velarde
                                                                           Falleció el 21 de Febrero del 2014.


TRAZOS DE UNA VIDA

>

RÉQUIEM  DE CARIÑO PARA  ETNA

El día de hoy  el paisaje andino se inmovilizara, los pájaros dejarán de trinar, las flores ya no exhalaran su perfume, los sikuris enmudecerán, porque ha partido una célebre artista plástica, una poeta, una madre, una hermana, una amiga, una  mujer valiente, luchó tenazmente contra el mal que la aquejaba desde años.

Etna parte, sí, pero no nos deja con las manos vacías, no, ella dedicó su vida a la pintura, abarcando todas sus técnicas, es una de las más destacadas retratistas del país, sus obras están posesionadas en variados espacios del país y del extranjero, en salones de palacios, de embajadas, donde brillarán más que nunca. Por muchos años acompañó a un gran luchador social: Jorge del Prado, ambos figuran ahora en la historia de las luchas de los trabajadores(as) de nuestro país. En este copioso legado artístico, por generaciones continuaremos admirando la maestría de su arte, podremos percibir el mensaje de amor a su patria, a su gente, su entrega a todas las causas justas, la serenidad que irradiaba, su cálida sonrisa.

La pena se instala en nuestros corazones, ensombrece el día, no obstante, esta pena es algo diferente, nos enmudece sí, pero también debe hacernos pensar que tal vez Etna ha partido en el momento preciso, para no continuar padeciendo el injusto sufrimiento que  le impuso la vida.

Cuando el dolor de pasó  a la quietud, al sosiego, cuando se cumpla con el duelo necesario, comprobaremos que ella se ha quedado para siempre entre nosotros. No físicamente, pero ella estará en todas partes. Primero, en el corazón,  en la médula de todos sus seres queridos, de sus amigas y amigos, y en todos los que querramos tenerla junto a nosotros,  porque tanta vida buena y positiva, tanta sapiencia profesional y cotidiana, tanto arte, tanto amor y entrega a los suyos, no pueden irse así como un soplo, como un viento inmisericorde, no. Sentiremos que se ha  quedado convertida en esa brisa tierna que viene a aliviar una pesadilla a media noche, en el resplandor de una mañana de  primavera llena de esperanza, en esa energía nueva que ilumina de pronto un día lleno de nubarrones, en esa fuerza que nos colma de  vigor, cuando nos invada la pena. Ella estará presente en todos los momentos que la necesitemos.

Queridísima Etna, gracias por el amor que le tuviste a Puno, gracias por el legado artístico que nos dejas, gracias por tu ejemplo de vida, gracias por el honor que concediste a la Asociación Cultural Brisas del Titicaca al haber sido una destacada asociada nuestra por muchos años. Continuaras entre nosotros como una asociada muy querida.

ZELIDETH CHÁVEZ CUENTAS


Lima, 22 de febrero de 2014.    

ETNA QUERIDA,  AQUÍ TUS HERMANOS ...
Nuestros hermanos que te recordamos :

HERMANA ETNA!! Hoy me levante con los rayos fríos del invierno en estas tierras heladas y lejanas rusas, hoy me levante y sentí el el helado frío de las nieves blancas sin fin. En ese instante, allí.... otra vez sentí la ausencia por siempre tuya. Solo mi corazón latía muy lentamente, gemía. Solo los recuerdos de nuestra niñez, juventud me mantienen, me mantendrán existiendo, me hacen y harán vivir,
HERMANA ETNA!! Etnita, tu no estas, quedó tu presencia, quedó tu sonrisa, tu amor por los bailes, zamponas y quenas nuestras, quedaron tus obras, pinceles y paletas, tus consejos, amor a tu hijita Carmen, quedo el cariño hacia tus padres todo ello quedo en nuestras mentes, en mi mente. Hermana Etna, te fuiste y yo quede sola, sin embargo, se que desde el mas alla, tu me miras, observas como siempre, otra vez con las ansias de apoyarme, darme un abrazo de hermana, querida HERMANA!!, tu estarás conmigo!! , así no mas, quedarás en mis lágrimas, sueños, alegrías y risas.
Tendre una estrella en el Universo Infinito con tu nombre, un planeta desconocido, interrogante misterioso con tu nombre. Le daré el nombre de ETNA, porque como el Universo, así es mi cariño hacia ti....!! Hermana ETNA!!. Hermana, disculpa, ahora el idioma mío de cada día es otro, seguro tengo errores, sin embargo los sentimientos míos hacia ti serán y serían los mismos en cualquier pedacito de la tierra nuestra. Hermana, me permites? seguiré escribiendo para ti.
Tu hermana con infinito cariño, Ilia.

 Rusia,invierno del año 2014.

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO de Alexis Velarde con motivo de la entrega de la Medalla de Lima en Homenaje Póstumo a la Artista Plástica Etna Velarde en reconocimiento a su genio creativo y a su destacada y meritoria trayectoria artística. (21 02 2014)

Buenos días con todos. Gracias por acompañarnos en estos difíciles momentos. Voy a ser breve porque como todos comprenderán estos últimos días han sido bastante duros.
En nombre de los amigos y de la familia quiero agradecer a la Alcaldesa de Lima Susana Villarán por este merecido reconocimiento a Etna, nuestra querida Etna Velarde, un reconocimiento no solo a su maravillosa y fecunda obra, si no que un reconocimiento a la mujer amiga, a la mujer luchadora, a la mujer madre, hermana, hija, a esa mujer solidaria que fue Etna Velarde, a esa mujer trabajadora que ha contribuido enormemente con la cultura del país, con generar valores e identidad plasmando como parte de su obra momentos de nuestra historia, bellos rincones de nuestro país, danzas y personajes que quedarán plasmados en los lienzos para las futuras generaciones, Etna siempre estar con nosotros, en el recuerdo y con su obra. Quiero agradecer nuevamente a todos, a Susana por este reconocimiento, 
a Marcela y a los amigos de la embajada de Nicaragua,
a Alexander y a los amigos de la embajada de Venezuela
A Juanita y a los amigos de la embajada de Cuba
a Gustavo Espinosa y su esposa Esther,
a Roció Riesco, 
a Martha Paz, 
a Zully, a Charo Torres, A Carmen Gonzales y Ximena Castro, a Karla Canova, a Sofia, al Doc. Salazar, a Alberto, el maestro Beto, Mirian que nos ayudaron enormemente y estuvieron junto con Etna en sus últimos días. Gracias a todos ustedes por estar aquí y por su amistad. Gracias a Etna por los maravillosos momentos que nos brindo.
No lloremos su muerte, celebremos y cantemos su vida.

Para terminar quisiera recordarles también una muestra de la magnífica pluma de Etna titulada CUZCO, EN EL PINCEL:

Esta calle, la conozco, pleno sol de mañana en San Blas, grandes sombras en perspectiva contrastan con la luz nacarada y luminosa de las paredes. Las huellas del agua que escurre entre las tejas, cuando llueve, forma chorreras de sepia, sienas y pardos umbrosos, recortando la texturada y áspera blancura de los planos verticales;
un gris matizado tiñe los zócalos de granito, interrumpido por el despertar de puertas y ventanas, que salpican de azul la amable mañana.
Geranios de flores rojas bermellón, envuelven, escalan y trepan las delgadas columnas de los balcones azules, las veredas cimbrean en suaves curvas y llevan a una cuzqueñita de montera, que apurada, se pierde en la luminosidad transparente del fondo.
Detrás de los cerros sembrados de eucaliptos, plano añil, el cielo. Lana de alpaca, o cuello de cóndor, las nubes; remarcan el contraste con el siena tostada de los aleros altos del primer plano. Tonalidades sin par, irisan la humedad de las sombras despreocupadas de los techos; el tono naranja de unas tejas moteadas por verdes líquenes, son notas de color que vibran al son de un quenacho dulce que interpreta Walicha y me aseguran la alegría de vivir en esta mágica visión: soy una acuarela firmada por Etna Velarde el 2004.


ETNA.

AZANGARINA DEL ALMA, y DE CORAZÓN, DESTACADA PINTORA NACIONAL, ASOCIADA DEL CLUB CULTURAL AZANGARO, DE BRISAS DEL TITICACA, HERMANA DE LA VIDA, CONSEJERA SUBLIME, AMIGA ETERNA, COMPAÑERA Y CAMARADA POR SIEMPRE, HASTA SIEMPRE.
Compartimos no solo las ideas por un mundo mejor, heredadas en el signo de lo sublime de tu Padre, y militadas en la acción de la vida, sino de las tradiciones que de niña asumiste, en el recordado suelo azangarino, huancaneño, donde tu Padre Leonel dejó inmensas huellas, e imperecedera presencia, al reivindicar al Prócer Pedro Vilcapasa. Acciones que motivaron tu destino de vida por las causas sublimes, a las que te dirigiste por nobles caminos de convicta militancia.

No hace muchos años compartimos bellas noches de tertulia, música y cultura en tu casa paternal de Barranco, te integraste a la comunidad azangarina, puneña, y nos dio mayor gusto por ello, el reencuentro por medio de papá Leonel, a quien le rendimos homenaje azangarino en el Club Departamental Puno, con la compañía de José Luis Ayala y otros amigos, los Campesinos, Zuly, Erick, Pablo.... y que  fue con mayor alegría, en memoria del camarada Simón que no podía estar alguna de esas noches barranquinas.
Hoy en el lugar de los inmortales donde te encuentras, te tendremos siempre presente, nuestro cariño tendrá mayor ahínco hacia ti, y sabremos ser como tu fuiste, gracias por tus eternos consejos.
POR MEDIO DE ASWAN QHARI, el Blog del Puma Indomable LE HICIMOS ESTE GRAN HOMENAJE QUE TE INVITAMOS A LEERLO DE NUEVO EN ESTE SITIO:
ETNA, ESTAREMOS CONTIGO HASTA LA ETERNIDAD, escuchando las Zampoñas  de ese gran azangarino don Víctor Villegas, que conociste en las calles azangarinas, que siempre te gustaron y que muchas veces las bailamos y compartimos en comunidad:

http://www.youtube.com/watch?v=jCg7Mii8CQM

La Sangre Indomable que te gustó mucho:
video

Bruno Medina Enríquez

Algunos textos sobre Etna Velarde


Murió Etna Velarde, la retratista de héroes

héroe mayor. Etna Velarde junto al retrato de Miguel Grau. Lo consideraba héroe mayor.
héroe mayor. Etna Velarde junto al retrato de Miguel Grau. Lo consideraba héroe mayor.
Artista formada en la Escuela de Bellas Artes. Durante años se dedicó a pintar héroes, heroínas y escenas de las guerras que ha tenido el Perú. Por esa labor, fue distinguida por el Congreso, la Marina y otras instituciones.
Pedro Escribano
Etna Velarde, la pintora de héroes y batallas, perdió la guerra. Un cáncer acabó con su vida en la madrugada de ayer en el Hospital Rebagliatti, en Lima. Con ella se acaba toda una visión gráfica sobre los sucesos, personajes de la historia del Perú. Como artista, dispuso sus pinceles para pintar rostros, escenas de la historia de nuestros país.
Por todo ello, sus obras están en museos y entidades como el Museo de la Nación, el  Museo Naval, el Congreso de la República, Poder Judicial, la Sociedad Fundadores de la Independencia, el Instituto Geográfico, el Instituto Geográfico Militar, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, entre otros.
Generaciones de escolares han grabado en su memoria, por las pinturas de ella, cómo fue la guerra con Chile, los rostros de nuestros héroes, los hechos dramáticos y heroicos. Recordamos, por ejemplo, las ilustraciones de los libros de historia de Gustavo Pons Muzzo. Pero no solo pintó guerras y héroes. Como artista, también pintó mitos, paisajes y personajes de la cultura y la política peruana.
Etna Velarde nació en Lima, en 1943. Se formó como artista en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y de hecho habrá sentido el asombro por la historia del Perú, que empezó a pintarla. Ha contado que le empezaron a llamar “La niña de los héroes”. Un día, Alfonsina Barrionuevo fue a entrevistarla a su taller y la encontró entre lienzos y caballetes.
“¡Pero yo creí que eras una viejita! ¿Qué haces en medio de armas y todo eso?”.
Ella estaba pintando los cuadros para Pons Muzzo.
Era artista plástica, pero también poeta. Así, con su sensibilidad, no era ajena al devenir de la vida social y política de nuestro país. Se casó con Jorge del Prado, secretario general del Partido Comunista Peruano –que también estudió algunos años en Bellas Artes–. Se conocieron cuando ella leyó un poema en un recital y el político se acercó a felicitarla.
Por su tarea de artista, de pintar héroes, heroínas y batallas, recibió la Medalla del Congreso. Asimismo, la Marina de Guerra le otorgó la Medalla al Mérito Naval en el Grado de Caballero de los Mares y en el grado de Gran Comendador y el Ejército la condecoró con la Orden Militar de Ayacucho. La Sociedad Fundadores de la Independencia también la distinguió.
Pero no solo pintó héroes militares. Ella sabía que un poeta, como Vallejo; un pensador, como Mariátegui; o un escritor, como Ricardo Palma, son verdaderos héroes civiles en una guerra contra la ignorancia.
“Tenemos la tarea de pintar, de descubrir nuevamente nuestro país, de preservar sus valores tradicionales, de reconocer las categorías morales de nuestros campesinos y de hacer que nuestros obreros tomen conciencia de su dignidad. Tenemos, en fin, que fortalecer nuestra conciencia social”, dijo en una entrevista.
Estas nobles palabras la retratan de cuerpo entero.