NUESTRA BIENVENIDA

En el Año de la Integración Nacional y el Reconocimiento de Nuestra Diversidad, tu amigo Bruno Medina Enríquez, Director de la Revista ASWAN QHARI, te da la bienvenida para que juntos construyamos los enlaces que nos ayudan a revalorar nuestra cultura y auspiciar un futuro promisorio en la búsqueda de alcanzar el Sumac Causay, que nos hará libres en una nueva sociedad!!!



martes, 3 de febrero de 2009

Arquelogia de Kaluyo



Arqueología desde nuestra realidad
Trabajar desde la realidad peruana propone Tantaleán.


Henry Tantaleán (Lima-1974) estudió arqueología en la UNMSM y un doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona. Dirige el Programa de Investigación Asiruni.
Henry Tantaleán ha publicado Arqueología de la formación del Estado. El caso de la cuenca norte del Titicaca. Habla un investigador con una formación extraordinaria.


Entrevista reproducida del diario La Primera (01/02/2009)


- ¿Por qué afirma que la arqueología actual es irreflexiva?


- Básicamente porque hemos aprendido desde la escuela y en la universidad a repetir conocimientos que asumimos como verdades o dogmas, no reflexionamos acerca de dónde proceden nuestros conocimientos actuales.
El trabajo de la arqueología se refiere básicamente a la herencia del pasado, en la práctica de la arqueología y sus conceptos hay mucho que revisar y cambiar. - ¿Se ha detenido el proceso de desarrollo de la arqueología materialista histórica?- Sí, es verdad. Básicamente por una serie de cuestiones políticas, muchos gobiernos que estuvieron a favor o en contra, de una forma u otra defendieron o marginaron a este tipo de arqueología, que obviamente tiene, como toda disciplina científica, una parte política. En la actualidad la arqueología marxista, por toda la historia que sabemos, ha terminado siendo marginada de todos los círculos importantes que debaten la arqueología a nivel nacional y mundial.
- ¿Cuáles son los logros en lo referente a Kaluyo-Pukara?

- Kaluyo es la primera sociedad sedentaria y con cerámica que aparece en el lago Titicaca, en la zona de Puno. Lo que estamos haciendo en la actualidad con nuestra investigación es tratar de darle sustancia a esta sociedad, a esta cultura. No sabíamos qué extensión tenía ni cuáles eran sus perspectivas económicas.
- ¿De qué época estamos hablando?

- Kaluyo se pudo originar 1,500 A.C., es la época que se conoce como formativo.

- ¿Qué parte falta trabajar?
- Conocer dónde Kaluyo tuvo otros asentamientos, concretamente en Azángaro, que es una zona novedosa y demuestra que había una gran concurrencia social, por lo menos 2,000 A. C.
- ¿Cómo es el desencuentro entre lo teórico metodológico y la arqueología andina?

- Lo que pasa es que todo lo que sabemos lo hemos aprendido desde afuera. Toda la arqueología viene prácticamente dirigida desde Estados Unidos y países anglosajones. Utilizamos esas teorías, pero no hemos sido capaces de generar otras desde nuestra propia realidad. Esa es la vieja contradicción que aparece en el siglo XX en el Perú.

- Entonces, ¿qué hacer?

- Empezar a trabajar desde una propia realidad peruana, tratar de conocer nuestros propios sitios y a partir de eso crear, generar nuevos modelos de explicación social.

- ¿Cómo ve a los arqueólogos que se forman en el Perú?

- El panorama es sinceramente bastante pobre, hablo de San Marcos. Hubo un deterioro de la línea de investigación, son pocos los que destacan, salvo Ruth Sachi, quien descubrió Caral, está demostrando que los peruanos somos capaces de explicar nuestra cultura sin necesidad de aceptar teorías importadas.